El CÓDIGO DE LOS HUEVOS

La numeración de los huevos empieza con un número que indica la forma de cría de las gallinas, van del 3 al 0, siendo los huevos marcados con el número 3 los más habituales, pues pertenecen a gallinas criadas en jaula, pero veamos detalladamente lo que nos explican en el Instituto del Huevo para cada uno de los tipos de cría de gallinas.

3. Granjas de gallinas en jaulas: Las gallinas están dentro de jaulas diseñadas especialmente para facilitar la recogida de los huevos, evitando que se ensucien con el estiércol. Tienen acceso continuo al agua y a una alimentación equilibrada. Estas instalaciones facilitan el control sanitario y la limpieza. Es el sistema más habitual en España.

2. Granjas de gallinas en suelo: Las gallinas se mueven libremente dentro del gallinero, en el que tienen comida, agua, ponederos y zonas de descanso.

1. Granjas de gallinas camperas: Las granjas tienen, además de un gallinero como el de las gallinas en suelo, corrales al aire libre donde las gallinas salen a picotear, escarbar y darse baños de arena.

0. Granjas de gallinas ecológicas: Las instalaciones son similares a las granjas camperas, pero las gallinas se alimentan con pienso que procede de la agricultura ecológica y tienen que cumplir las normas específicas de esta producción.

APORTE NUTRICIONAL
  • Los huevos no aportan fibra ni carbohidratos

  • A nivel calórico, un huevo entero de 50 gramos de peso aporta aproximadamente unas 80 calorías.

  • Proteínas: la proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar nutricionalmente a las demás proteínas de los diferentes alimentos. 
    Esto se debe a que es la proteína de más alto valor biológico (contiene los aminoácidos esenciales para el organismo). Como hemos mencionado anteriormente son proteínas libres de grasas. 
    En 100 gramos el aporte proteico es de 12 a 14 gramos.

  • Grasas: las grasas que predominan en el huevo son ácidos mono y poliinsaturados (principalmente acido linolénico-Omega 3), muy beneficiosos para el organismo. Su grasa es de fácil digestión. 
    También están presentes la lecitina, los fosfolípidos y el colesterol. 
    En 100 gramos de huevo el aporte de grasa es de 10-12 gramos y 550 mg de colesterol.

  • Minerales: excelente fuente de hierro, concentrado especialmente en la yema (dependiendo de la alimentación de las gallinas), fósforopotasio y magnesio.

  • Vitaminas: se considera al huevo una gran fuente de vitamina B12 (cobalamina), concentrada principalmente en la yema. Así mismo nos aporta vitamina B1 (tiamina)B2 (riboflavina),niacina (vitamina B-3)ácido fólico, vitaminas AD y E (en la yema). 
    Es importante señalar que los huevos poseen colina, muy conveniente para la alimentación de mujeres embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso central del embrión/feto, junto con el ácido fólico
    Por otro lado los carotenoides, luteína y zeaxantina, ayudan a prevenir trastornos oculares como las cataratas y la ceguera.

DIFERENCIAS ENTRE LOS HUEVOS BLANCOS Y LOS MARRONES
  • Es un detalle que puedes haber advertido en cualquier plaza de mercado, en una superficie comercial o simplemente en la despensa de tu casa. Unos huevos de gallina tienen cáscara blanca, otros de color más bien marrón. Si has recurrido a la sabiduría popular para conocer a qué se debe esa diferencia o si detrás de ella hay también disparidades nutricionales, tal vez hayas dado por cierta alguna de las muchas leyendas urbanas que se cuentan sobre el tema. Gracias al blog especializado The Kitchn podemos conocer la realidad acerca del asunto.

  • Lo primero que debes saber es que el color de la cáscara del huevo se debe principalmente a la raza de la gallina de la que procede. Por lo general, las gallinas blancas ponen huevos blancos y las marrones ponen huevos marrones. De hecho, la variedad es mayor: también existen algunas que ofrecen huevos azules o moteados. A través del color de la cáscara, por tanto, obtenemos pistas sobre el origen de la gallina.

  • Otro de los «mitos» erróneamente difundidos sobre huevos blancos y huevos marrones asegura que estos últimos tienen la cáscara mucho más dura y resistente. No es cierto. Este factor tiene que ver más bien con la edad de la gallina que haya puesto el huevo en cuestión, tanto en el caso delos blancos como en el de los marrones. Las jóvenes consiguen huevos con la cáscara más fuerte, mientras que los de gallinas adultas tienden a tener una capa considerablemente más frágil.

  • La pregunta del millón, lo que todo el mundo desea saber, es si los huevos marrones son más sanos y nutritivos que los blancos, o viceversa. Y la respuesta es un rotundo «no». Por supuesto que hay huevos de mejor y peor calidad, más y menos sabrosos; pero no son en absoluto distinguibles por el color de su cáscara. No es un aspecto en el que debas poner especial atención a la hora de escoger mientras haces la compra.

  • Pero entonces, ¿por qué los marrones son habitualmente más caros?No es porque sean necesariamente mejores ni más saludables. Lo cierto es que esta diferencia de precio está más vinculada a la alimentación de la gallina: las que ponen huevos marrones suelen ser de una raza de mayor tamaño, por lo que necesita mayores cantidades de comida y por tanto una inversión superior en manutención. Precisamente la calidad del alimento que consuma el pollo es el factor más decisivo en la calidad del huevo resultante.

  • De lo que no cabe ninguna duda es de que los huevos de gallina son nutritivos, sabrosos, importantísimos en nuestra dieta y además muy versátiles en la cocina.